miércoles, 6 de abril de 2016

Capezzoli di Venere, con alma de “Amadeus”.-


Esta receta se prepara con avellanas, pero hice una variante con almendras y reduje en mucho las cantidades que se encuentran en otros sitios de Internet. Con las que indico salieron 12 unidades. La terminación quedó un poco rústica pero es la primera vez que trabajo el chocolate blanco para bañar preparaciones, sepan disculpar ;)
La conexión con “Amadeus”, de Milos Forman, es bastante literal: en una escena Constanze Mozart, esposa del compositor, visita a Antonio Salieri para pedirle que considere a su marido para un puesto en la corte. Durante la visita, Salieri convida estos bombones a Constanze. Pueden leer mi comentario sobre la película en http://lachicadelpasarolblanco.blogspot.com.ar/2016/04/amadeus-milos-forman-1984.html.-
Si bien nunca la había preparado antes, elegí esta receta porque se transformó en algo especial para mí: la idea de este blog emparentado con “La chica del parasol blanco” surgió cuando encontré la receta en Facebook. No es nada difícil y los animo a preparar estos bombones y a compartir su experiencia. ¡Manos a la obra!



Ingredientes:
100 gramos de almendras
75 gramos de chocolate cobertura semi amargo
25 gramos de azúcar blanca molida
2 nueces de manteca sin sal
1 cdita de esencia de vainilla
Coñac c/n
320 gramos de chocolate cobertura blanco
12 copitos de chocolate semi amargo para decorar

Preparación:


Hervir las almendras durante unos cinco minutos, colar y esparcirlas sobre la mitad de un repasador limpio. Cubrirlas con el resto de repasador y frotarlas para que se desprenda la piel. Procesar las almendras peladas tibias hasta formar una pasta. Reservar.-



Fundir el chocolate semi amargo a baño maría y reservar.-



Batir la manteca con el azúcar hasta lograr una crema e incorporar el chocolate semi amargo fundido, las almendras procesadas, la esencia de vainilla y el coñac. Debe quedar una pasta no demasiado blanda, si fuera necesario se puede poner unos minutos en la heladera para que adquiera firmeza.-



Formar bolitas de unos 2 cm de diámetro. Yo me ayudé de una cuchara pequeña para bochas de helado. Luego bañarlas con el chocolate blanco fundido a baño maría (esta es la parte más difícil de la receta porque el chocolate blanco se solidifica muy rápido, yo las coloqué sobre una rejilla para que el excedente de chocolate no forme un reborde desprolijo). Decorarlas con un copito de chocolate semi amargo y llevar a la heladera hasta que estén bien fríos (recién hechos son muy ricos, pero quedan demasiado blandos).-



2 comentarios:

  1. Excelente explicación.
    Muy buena fotografía del paso a paso.
    Una delicia su gusto!!!!!!!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Bienvenida Sara! Muchas gracias por tu comentario y por probar la receta. ¡Saludos!, Bet.-

      Eliminar