martes, 27 de septiembre de 2016

Bollos ingleses con alma de “Breve encuentro”.-


Pensando en “Breve encuentro” di con esta receta de bollos ingleses. Está bien, en rigor de verdad aquellos que apasionan a Alec son bollos de Bath, no bollos ingleses, pero ambos son igualmente británicos ;) De cualquier forma, son verdaderamente deliciosos y muy fáciles de hacer.-



Ingredientes (para unos 30 bollos si utilizan un cortante de 4 cm de diámetro):
350 grs de harina leudante
85 grs de manteca fría
175 ml de leche semidescremada
3 cdas de azúcar
1 pizca de sal
1 cdita de polvo de hornear
1 cdita de bicarbonato de sodio
1 cdita de esencia de vainilla
Jugo de 1 limón
1 huevo batido para pintar
Mermelada y queso crema a gusto (para acompañarlos)
Preparación:
Precalentar el horno a 220 ºC y meter dentro la fuente en la que se hornearán los bollos.-


Mezclar la harina con la sal, el polvo de hornear y el bicarbonato de sodio y tamizar. Añadir la manteca fría y desmenuzarla con un utensilio especial o si no lo tenemos, usar un batidor o las manos, pero en este caso debemos evitar transmitir demasiado calor. Añadir el azúcar y mezclar.-


Entibiar la leche hasta que quede templada pero no caliente. Añadir el jugo de limón y la esencia de vainilla.-


Formar un volcán en la preparación anterior y verter la leche. Se producirá un burbujeo que es perfectamente normal por la reacción química del bicarbonato frente al ácido del limón.-
Mezclar todo y amasar ligeramente hasta formar un bollo. Si la masa está demasiado pegajosa se puede agregar un poco de harina extra.-


Aplastar el bollo sobre la mesada enharinada hasta obtener un disco de unos 3 a 4 cm de espesor y cortar círculos con un cortante enharinado. Es importante que el cortante sea de acero inoxidable o de algún otro material que permita hacer cortes “limpios”, sin girar el cortante o arrancar trozos de masa al retirarlo del resto  del bollo, pues ello ayuda al correcto levado en el horno.-


Cuando se hayan cortado todos los bollitos, sacar la bandeja del horno, forrarla con papel manteca (yo logré que el papel se adhiriera rociandolo con rocío vegetal, aunque también se podría enmantecarlo un poco) y colocar los bollos sin separarlos demasiado unos de otros. Esto ayudará a que crezcan hacia arriba y no hacia los costados. Pintarlos con huevo batido y hornearlos unos 15 minutos o hasta que estén dorados por debajo.-


Dejarlos reposar unos minutos sobre una rejilla y consumirlos tibios. Con mermelada de damascos quedan deliciosos, ¡es imposible comer solo uno!

2 comentarios:

  1. Se ven espectaculares. No recuerdo haberlos probado. Tendría que hacerlos para algún acontecimiento, tipo reunión de amigas para la hora del té. Voy a seguir tu consejo, tibios y con mermelada de damascos. Te confieso que yo prefiero los de frutos rojos. Gustos son gustos!!!!!!!!!!!
    Gracias Bet.
    Cariños

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Son muy fáciles de preparar, Sara, aunque sospecho que tienen muchas calorías, jaja. Con cualquier dulce quedarán riquísimos, eso seguro.-
      Un beso, Bet.-

      Eliminar